viernes, 16 de agosto de 2013

Los efectos positivos y negativos de la castración en perros


Buenos días amigos, ¿Todo bien con vuestras mascotas? ¡¡¡Espero que sí!!! Hoy trataré de un tema que para muchos es bastante delicado, la castración de nuestros perros (tranquilos amigos de los gatos, otro día dedicaremos este espacio a la castración de nuestros felinos).

Existe bastante controversia en respecto a la castración. Antes de entrar en materia debemos de tener en cuenta que tanto desde la Unión Europea como desde el gobierno central se están llevando muchas campañas que pueden llevar a error. Las instituciones están especialmente interesadas en controlar la población de perros y en garantizarles el negocio a los criadores homologados.

Debemos tener presente que nuestro perro no sufrirá los efectos físicos y psicológicos que un ser humano podría sufrir a la hora de ser esterilizado. De todos modos, debemos valorar de manera concienzuda los pros y los contras de este procedimiento.

A efectos prácticos, la castración tiene varios efectos positivos. En el caso de los machos, y por razones obvias, se elimina el riesgo de sufrir cáncer de testículos y se reducen significativamente las enfermedades asociadas a la próstata, adicionalmente se reduce también significativamente el riesgo de que nuestro perro sufra diabetes. En el caso de las hembras, y siempre que se realice antes de los 2.5 años de edad, se reduce el riesgo de que padezcan tumores en las mamas (el cáncer perruno más común y letal), se elimina el riesgo de que sufran piometria (una enfermedad que mata a cerca del 1% de las perritas) y por último y de nuevo por razones obvias prácticamente elimina el riesgo de sufrir tumores de ovarios y útero y todos los problemas ligados al embarazo y al parto.

En el otro lado de la balanza debemos tener en cuenta el gran número de contra indicaciones que encontramos a la hora de castrar a nuestro animalito. Tanto en el caso de machos como de hembras, se triplica el riesgo de que sufran hipertiroidismo (a efectos prácticos que engorden y pierdan parte del pelaje), si se realiza antes del año de vida aumenta significativamente el riesgo de que nuestro perro sufra un osteosarcoma, una enfermedad difícil de tratar y de detectar. Por otra parte, aumenta el riesgo de obesidad y a largo plazo si no se trata adecuadamente, de problemas de movilidad. Por último, incrementa muy ligeramente el riesgo de cáncer del tracto urinario y el riesgo de rechazo de algunas vacunas.

Debes pensar que al castrar a tu perro le quitas una necesidad, con lo cual va a sufrir menos ansiedad, pero es verdad que por otra parte perderá parte de su vitalidad que viene ligada a este instinto tan primario que tenemos todos los animales que es el de la reproducción.

Así pues, antes de castrar a tu pequeño amigo valora si los riesgos compensan los beneficios y sobretodo siempre bajo consulta y diagnósitico veterinario.

Si por razones de enfermedad u otras circunstancias hubiera que recurrir a la castración, existen muchos piensos que ayudan a evitar que engorden y les aportan los nutrientes necesarios para perros esterilizados como Royal Canin Light Mini (también disponible en Medium y Maxi), Advance Mini Light Pollo y Arroz, Advance Medium Litht, etc. todos ellos disponibles en www.senoraparker.com  

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada